lunes, 13 de febrero de 2017

Entrevista: La Fuga, un pequeña librería, un gran proyecto

Hay pocas sensaciones que produzcan tanta alegría en una persona lectora como la de ir caminando por las calles de una ciudad y encontrarse de pronto con una librería; supongo que la sensación debe ser parecida a cuando los buscadores de oro encontraban una pepita (tal vez sea algo exagerado [o no]). La última vez que sentimos esa sensación fue paseando por las calles de Sevilla, cuando, resguardados de la lluvia bajo el paraguas, encontramos La Fuga, una pequeña librería que oculta en su interior un catálogo envidiable y una persona que exhala ese romanticismo del oficio librero. Así que decidimos hacerle una entrevista, eso sí, después de hacernos con algunos títulos de sus estanterías:

Fotografía de Stefania Scamardi
P: La primera pregunta es obvia: ¿qué es La Fuga y quién o quiénes forman parte de ella?

R: La Fuga es una librería en un sentido fuerte, esto es, tenemos una selección de títulos que consideramos importantes y que creemos que se deben defender y visibilizar todo lo posible, nos gusta definirnos como librería a secas por eso, para resaltar que las grandes cadenas que se dedican a la venta de libros son más bien supermercados culturales, preocupados más por el libro como mercancía cultural que por su capacidad crítica o estética...

El trabajo diario de La Fuga lo desarrollo yo, Luis Gallego, eso no quita que considere la fuga como fruto de las aportaciones de muchísima gente, como algo colectivo aunque el que esté casi siempre aquí sea yo, de ahí el plural en las respuestas.


P: ¿Qué es lo positivo y lo negativo de una librería fuera de los dos grandes núcleos editoriales, como son Madrid y Barcelona?

R: Uno de los aspectos negativos es no tener la visibilidad de Madrid o Barcelona, muchas veces parece que sólo se hacen cosas en esas capitales lo cual no es cierto; por otra parte opino que esa poca visibilidad también te permite arriesgar más y hacer más alianzas, tanto a nivel político como literario muchas veces podemos escapar de las «peleítas» entre grupos y cosas así...


P: Tenéis un gran fondo de ensayo, pero también tenéis una muy buena selección de narrativa, ¿qué criterio seguís para elegir los títulos? O, ¿por qué seleccionáis los títulos que tenéis en vuestro fondo?

R: Como comentaba antes entendemos la selección de La Fuga como algo fundamental, la librería es un escaparate y se debe cuidar con mimo. La primera selección es ideológica, tanto a nivel de ensayo como en narrativa o en poesía y cómic partimos de la no separación entre autor y obra, así, además del plano puramente estético no solemos tener autores o autoras que legitimen culturalmente posiciones políticas contrarias a las nuestras, además muchas veces la calidad literaria de dichos autores y autoras se puede encontrar también en otros y otras más afines políticamente. Después, dentro de esos parámetros explícitamente políticos ya entra la parte más literaria o de rigurosidad, en el caso del ensayo; no porque estemos de acuerdo a nivel ideológico nos puede gustar lo que escriba una persona.


P: ¿Cuál es el libro que mejor se vende en la librería?

R: Varios, por ejemplo los cómics de Miguel Brieva se venden bastante, Canijo, de Fernando Mansilla, Q de Luther Blisset o La Mosca de Mrozeck en narrativa salen bastante bien, la llamada poesía de la conciencia o de la resistencia está muy solicitada por aquí y en ensayo no podríamos decir ya que la gente viene sobre todo por esos temas. Como pequeño chiste me gusta decir que en La Fuga vivimos de vender fuera del mercado, es una librería donde la gente sabe que puede encontrar libros que a lo mejor son más difíciles de encontrar en otros espacios...


P: ¿Y el libro, que a pesar de quizás no ser el que más se vende, el que os da u os ha dado mayores alegrías?

R: Partir para contar de Mahmud Traoré y Bruno Le Dantec


P: Como librería, ¿qué tal es vuestra relación con distribuidoras y editoriales?

R: Por nuestra parte intentamos que sea la mejor posible, espero que se esté consiguiendo...


P: ¿Qué eventos realizáis en la librería?

R: Bastantes, intentamos profundizar en los temas que visibilizamos en la librería, por ejemplo el año pasado nos plantamos en cerca de 70 actividades, este año queremos hacer alguna menos pero sin dormirnos, buena parte lo grabamos en audio y lo subimos a internet (audioteca en archive.org).

La mayor parte son recitales poéticos y charlas de política y sociología, este año estamos muy ilusionados con Sofá Cama una propuesta de club de lectura/encuentros editoriales centrados en narrativa donde, de enero a junio, hemos invitado a seis editoriales para que, a partir de un libro que consideramos paradigmático de su catálogo hablemos también de por qué se ha editado, cómo... si la cosa funciona lo haremos más años.

Fotografía de Stefania Scamardi

P: ¿Cómo veis, como librería, el panorama del libro?

R: Creo que librerías insertas en comunidades podemos mantenernos mejor que las grandes cadenas, por la experiencia en La Fuga la gente valora que, además de vender libros, nos propongamos como herramientas para las distintas comunidades de las que formamos parte.


P: ¿Y el tema del libro digital?

R: Es un tema al que habrá que adaptarse pero, sobre todo, posicionándose en contra de la criminalización de compartir contenidos, sea mejor o peor eso para la supervivencia económica de mi negocio.


P: ¿Y la autoedición?

R: La democratización de las medios de edición ha hecho que prolifere, no lo veo mal, mi trabajo es tratarlos igual que otras publicaciones, algunas publicaciones me interesarán y otras no...


P: Existen muchos planes de fomento para la lectura, pero la pregunta es: ¿se puede fomentar la lectura?

R: Creo que el mayor fomento de la lectura es que la gente vea el libro útil, que le pueda servir en momentos de su vida, los planes de fomento a la lectura muchas veces son más planes de ayuda a la industria editorial, en la que por otra parte estamos todos y algunos de esos planes no están mal, que conste.


P: Planes futuros


R: Seguir por aquí y ver qué pasa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario